al distraido viandante: esto no es un blog, son cachos de mi novela

KANDOR

Una novela postuma de Nilda Allegri


soy mejor, con una pequeña ayuda de mis amigos.

quien soy (reloaded)

Hay en el google una maldita impostora que tiene inmobiliaria en Rosario.¿como puede, dios del cielo, haber duplicacion de este improbable nombre?
En cuanto a mi, ni Sandro, ni Inmobiliaria . Que soy? que se yo. Una psicologa que trabaja de eso, gente fina de la salud publica directora de escuela de adultos secundaria a mi pesar, magister en salud publica, posgraduada en asuntos de drogas, jefa en un servicio de salud publica, madre esposa amiga ama de casa gustadora de la literatura,deudora de la filosofia que no conoce, setentosa, geminiana por que no podria ser de ninguna otra manera, mono en el horoscopo chino, incredula gustadora del iching, madre de juli y male, lacaniana de los parientes pobres de la familia, freudiana aunque no se note, novia de jorge desde el año del señor 1970, cuarenta años no es nada dice el tango y los tangos dicen la verdad. Cuarenta años de estar con jorge, digo. El no cree que yo pueda escribir una novela y hace cuarenta que me conoce ¿podria creerlo yo? Acuso 54 mal llevados. Ah, tengo una cosita mia: mi blog nosoyloquedeberia.blogspot.com, que tantas satisfacciones me ha dado... y esta novela.

babel, quiza puedas encontrar el hilo de ariadna.

polvo de estrellas /Oscar Aleman.

(esta escriba nunca le dio bola a Oscar Aleman, pero el tipo aparece en la novela y esta musica es necesaria, muy necesaria. cosas de la escritura

lunes, 24 de mayo de 2010

¿alguna vez cerrara todo en esta novela? tengo tantas ganas de acabar con Kandor!!!

Encuentro en el microcentro.
 
Desde Constitución avanza Alfredo, para comprar sus cosas de mago, con la plata del cumpleaños de las hermanas. Otra vez falto a la escuela.Si hubiera sabido lo que se venia, hubiera ahorrado esa preocupación inutil de quedarse libre. Igual, nada de lo que te turba hoy a vos, lector, tendra sentido dentro de unos cinco años.



Cruzando Corrientes, a la salida de ENTEL, Karina con K, va del brazo del Ñato, para sorprender a la Negra,en su provisorio departamento clandestino, arriba del teatro Opera. Compro factura en la panaderia de su barrio, para darle una sorpresa,e ignora que designios de dioses perros la llevaran en andas, la llevaran de raje desde este  país para México con la Negra, y sin valija,y con pasaporte falso, al día siguiente. 

Cuando vuelva a pisar de nuevo la calle Corrientes , en la primavera Alfonsinista  usará orgullosa su nombre del DNI, Catalina. No reconocera esa ciudad tan cambiada, tan igual.


El Ñato cruza  Corrientes con una mano agarra a Karina y con la otra manotea su revolver, mientras escucha a esa boluda. Apenas termine el acto, va a llamar al capo y tiene fe en que se va a llenar de guita con lo que manotee, y con le que nunca le toca de los repartos, lo van a tener que dejar tomar parte del operativo, el hizo la inteligencia, no lo van a tener para limpiar el vomito de zurdos,  entonces. Le pegaria ya mismo un tiro en la boca a esa boluda de Karina que lo unico que hace es hablar y hablar y para la cual se tuvo que poner ropa de obrero (que detesta). Lo consuela saber que la Negra esa va a saltar por el aire, lo unico importante es no hacer mucho ruido por que va sin ningun respaldo,y solo es otra cosa. Confia en su intuición, se tranquiliza aprentando el revolver oculto, diciendose  no va a haber ningun problema. Esta noche va a llenar otra hoja de su cuaderno, piensa, acaricia , se pone contento.


El Sr. Huang, o Juan, como lo llama su portero, esta lucido. No queda en su sangre una gota de alcohol, el insomnio no lo ha ajado. Murmura entre dientes una oración aprendida de niño en el idioma natal, de boca de  su madre, a la memoria de su esposa, a la memoria de su amigo. Lleva en una bolsa de mandados,fuerte, tejida con las bolsas de nylon de la leche,  su mujer la habia trenzado a una aguja una  tarde de sabado el ultimo año que estuvo viva.. Era un objeto contundente y querido por que traia la memoria de su esposa tejiendo el nylon para la domestica ceremonia de ir al mercado juntos, en esa armonia un poco triste de los matrimonios que no fueron bendecidos con hijos. No llamaba la atencion un viejo con una bolsa de mandados. Adentro de la bolsa, no pesaba nada, era como una pompa de jabon,enorme e ingravida, estaba Kandor. Recuerda un refran en lengua materna; banjun, rubanhu, “acompañar al poderoso es tan riesgoso como acompañar a un tigre.” Kandor era el tigre. Y en cuanto a los riesgos, tranquilo aguarda y va camino a su destino, su destino lo esperaba y Huang iba tranquilo.


Ese mediodia de septiembre,  la Negra que estaba cansada de tener miedo.Pero iba a hacer lo que tenia que hacer, es decir ser util a la Tendencia. Y si no era ella, seria los que estaban después que ella, por que esto no daba para mas. Habian estado meses haciendo averiguaciones para la operación “Mellizas”, junto a Carlos, Sergio y Mercedes. En dos dias tenia que estar en Beccar y cocinar el estofado.




Lo que la Negra no sabia era que  no iba a ser parte de los 19 del operativo, y mucho menos podia saber qué destino tuvo la guita  la guita que se saco de esa operación. Hubiera masticado como chicle bazooka su capsula de cianuro con gusto y rabia, si lo hubiera podido adivinar.
Y el miedo del que estaba cansada se iba a convertir en terror, en rencor, en reividicacion, en critica. Asi como la piedra filosofal transmuta los metales vulgares en oro, algunas experiencias de la vida te sirven para transmutar todo el oro de las cosas que te daban identidad, todo lo que creias, todo lo por lo cual hubieras dado la vida, en pura chatarra.
Y en los años que vinieron despues a la Negra se le muto el miedo en otras cosas. Entre ellas, un cancer de seno, que la termino matando poco despues de volver a Buenos AIres.
En el año de Kandor ya se le habian muerto muchas personas queridas,(algunos hombres que habian compartido el  miedo y la sabana)  y estaba un poco deprimida y no habia manera de volver atrás y tenia tanto cuidado de hablar con cualquiera, como de mearse encima. Se habia acostumbrado a casi todo. La semana anterior le habia dado un alegron hablar con la boluda de Catalina. La piba no era mala, pero estaba muy lejos de todo y se creia heroe de Trelew por ir a alfabetizar dos tardes por semana a Villa Inflamable. Pero esa conversacion facil le habia hecho bien, Catalina no sabia las consignas, era infantil y bienintencionada, y entoncesfue bueno hablar con ella. Era un contacto seguro. Carolina era cualquier cosa menos alguien de quien cuidarse. Se acordó de cuando eran nenas y se mostraban los primeros pelitos de la concha, y reio con ganas. Y en ese instante fugaz si se hubiera visto en el espejo, hubiera vislumbrado de cara de antes.


Ese mediodía de septiembre, mientras Alfredo viene de Constitución, Karina con K,le habla al Ñato Oribe, cruzando Corrientes a la altura de Maipù, Huang sale de su casa con Kandor adentro de una bolsa tejida con sachets de leche,  la Negra repasa la rutina de la operación de Beccar,  en la casa de los Soriano, el nono putea por que alguien le arruino el frente de la casa pintando con brocha gorda y alquitrán HAGA PATRIA, MATE UN MONTONERO. Los Witoldsky almorzaban los restos del banquete polaco y  en la escuela de Alfredo el jefe de preceptores decide dejarlo libre. Norma piensa, sin saber por que, en su compañero del año anterior, y un cerezo se llena de flores  sin ninguna explicación racional, en la aldea de  Wuyuan en Shangrao, en la provincia de Jiangxi
Ese medio día de septiembre Cecilia entra a la pieza de su primo y empieza a revisar, con disimulo las cosas, encuentra un cuaderno al que no le da bola y adentro un manojo de fotos de ella, tomadas con gran angular, algunas en ropa interior, que su primo le había sacado, sin que ella lo advirtiera,  o casi..En realidad, las poses estaban un poco forzadas, naturalmente no se estiraba tanto para bañarse, pero el saber que la miraba había tenido algún efecto en sus movimientos. Junta en su cabeza, asco, miedo, repugnancia y calentura. Siempre supo que Juan Carlos le tenia ganas. Negro de mierda. Iba a hacer que sus hermanos y su madre lo echaran de la pieza esa misma noche, aunque esto iba a traer problemas,  la casa era de la abuela materna,  madre de su vieja y de la madre de Juan Carlos, y si se ponía en hijo de puta tendrían que hacer la sucesión y ellos llevaban la de perder. No sabia Cecilia que las cosas se arreglarían solas, pero la semana siguiente termino yendo a la Virgen de la Medalla Milagrosa a agradecerle del curso de los acontecimientos.
Y en el alto cielo, un dios omnipresente y omnisapiente, miraba todos estos aconteceres en simultaneo, desentendiéndose, pensando en sus cosas.
  el cenit.
 

Buenos Aires hizo lo que hace siempre. El tiempo cambio, el sol se fue, empezó a subir la humedad y la presión. Un mediodía horrible.En cualquier momento se iba a largar a llover.
Cuando Alfredo cruza la calle, ve al chino del Bazar de magia venir en sentido contrario, con una bolsa en la mano. En la vereda Alfredo se choca con un mono que daba miedo, que llevaba del hombro a una mujer joven y linda. Se los queda mirando por que discuten, y por que como el chino no entro en la galería, le parece estúpido adelantarse.La pareja toca el portero eléctrico en el edificio de la galería, alguien (una mujer) contesta, ¿sos vos, Carolina,esperame que ya bajo’. El hombre la mira con asombro y dice ¿Cómo Carolina, no me dijiste que eras Karina? Alfredo escucha claramente el dialogo recortado en el ruido furioso de la calle furiosa de la ciudad de la furia.



Diez minutos después una bolsa de nylon hecha de sachets de leche es levantada por la policia, Y esta vacía. un chino muerto es llevado al hospital, y dos mujeres jóvenes corren por Corrientes a contramano, entran en el laberinto de los subtes y los tiras ni se calientan por encontrarlas. Hay gente especializada en eso. Solo basta con avisar. La bolsa esta vacía, el chino no tiene ni un peso, y el otro gil, parece de la fuerza, aun con los ojos abiertos mirando sin ver el cielo de buenos aires susurra guita, susurra cecilia. Lo ultimo que dice cuando lo levantan es “yo no soy  un gil,ya van a ver”. Después, y  literalmente, se caga muriendo.
Corriendo sin ver para donde el Polaco alucina a Norma, pero en realidad Norma esta leyendo en ese momento en la escuela Normal el primer poema que ella leyó en su vida de Alejandra Pizarnik . Alfredo la escucha decir claramente mientras corre
¿Còmo no me suicido frente a un espejo
y desaparezco para reaparecer en el mar
donde un gran barco me esperaría
con las luces encendidas?

¿Cómo no me extraigo las venas
y hago con ellas una escala
para huir al otro lado de la noche?
Y así, escuchando en su huida, alucinando la voz de Norma, viéndola recitar en la escuela, en el banco que el nunca iba a volver a usar, lejos, lejos de ella como atravesando una pompa de jabón, es que Alfredo Witoldsky ingresa a Kandor.
En la calle después de que se llevan los dos cuerpos, sirenas, sangre en la vereda y aquí no ha pasado nada,la gente sigue caminando, mirando para adelante, muy para adelante, acá no ha pasado nada, señoras y señores. Acá no ha pasado nada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada